sábado, 16 de octubre de 2010

Génesis extrañas

Por algún extraño problema genético (habría que ir a la génesis del partido, tal vez), el PP ha vuelto a desechar una hermosa ocasión para desvincularse del franquismo y contribuir a que este país pase página de sus décadas más tétricas, pero ya se ve: les sale la vena del interés histórico-artístico-monumental-religioso en cuanto se trata de hacer un ejercicio de borrón y cuenta nueva con ese pasado del que todos, también ellos, deberían avergonzarse. No se trata aquí de derribar el Valle de los Caídos ni nada por el estilo, pero, sin duda, hay que hallar una solución para que ese monumento a la victoria de Franco, erigido por manos esclavas sobre la sangre de presos políticos deje de ser humillante, no ya para las familias de las víctimas sino para todos los españoles.

______
El País. 22 de septiembre 2010.