martes, 8 de febrero de 2011

Nuestros políticos y los idiomas

Los españoles estamos muy mal representados fuera. Siempre que veo a Zapatero en alguna reunión en el Consejo Europeo, por ejemplo, me pregunto cómo tiene que ser andar siempre con un intérprete al lado y cuando lo veo charlando sin intérprete con algún mandatario de otro país siempre me asalta la misma pregunta: ¿estará fingiendo la conversación para las cámaras?

Lo cierto es que la sensación de aislamiento tiene que ser brutal, tanto como la sensación de aislados que tienen que tener de nosotros los demás. Muchos líderes europeos como, por ejemplo, el presidente de turno de la UE y polémico presidente húngaro, hablan un inglés fluído que les permite no sólo dar ruedas de prensa en inglés sino, supongo, tener una conversación normal con otros mandatarios sin los protocolos ni la inhibición que debe de suponer la presencia de un intérprete. En ese sentido, me pregunto también ¿cuándo vamos a tener los españoles dirigentes que, de una vez, se defiendan en inglés? No estoy pidiendo que reciten a Shakespeare en versión original. Me conformo, por ejemplo, con el nivel de Juan Fernándo López Aguilar. Claro que esto forma parte de una cuestión más general, a saber, cuándo vamos a tener políticos capaces en general. Sobre eso, me remito a lo que dije en esta entrada.

3 comentarios:

Rafalillo dijo...

He escuchado sólo el primer minuto del vídeo y tengo que decir: ¡López Aguilar, Presidente!
Al menos, se le ve mucho mejor capacitado que a Zapatero...

Es una vergüenza que altos cargos políticos no puedan mantener relaciones fluidas con los dirigentes del resto de países por culpa de su bajo o nulo nivel de inglés, un idioma que se podrá discutir si debe ser el oficial simplemente porque es la que se habla en Estados Unidos, siendo éste el país más poderoso, pero es indiscutible que es uno de los más fáciles de aprender.

Supongo que en las entrevistas de trabajo de políticos no te exigen idiomas aunque es evidente que tendrás que hablar con Alemania, Reino Unido o Canadá, pero un profesor de Secundaria, cuyos alumnos son todos españoles, sí necesita un nivel intermedio de algún idioma. ¡Qué contradicción!

See you soon ;)

Jose Soldado Serrano dijo...

Me temo que en la elección de candidatos priman otros criterios.

Un saludo.

Israelem dijo...

Por desgracia tenemos lo que hemos elegido, que sea lo que nos merecemos o no, bueno, en el pecado está la penitencia ¿no?

¿Os imagináis un presidente que hablara inglés y estuviera realmente preparado? Además, en los partidos no prima la excelencia sino el servilismo, la adoración al líder y la falta de principios. Por lo menos en la mayoría.

Un saludo.