sábado, 25 de septiembre de 2010

Más subidas de impuestos

Parece ser que el gobierno va a volver a emplear la Ley de Presupuestos Generales del Estado para subir impuestos y esta vez le toca al IRPF que va a "ajustar" un poquito más la progresividad fiscal desincentivando aún más ganar más de 120.000 euros al año. Lo que sabemos hasta ahora es que se va a añadir un nuevo tramo que llegará hasta el 45 ó el 47 % de tipo impositivo. Estoy convencido de que al que se le ocurriera la progresividad fiscal jamás se le hubiera pasado por la cabeza semejante atropello a la libertad individual, pero ya se sabe lo que pasa cada vez que se ponen nuevas herramientas a disposición del Estado: el abuso derivado de la coerción. La pregunta es ¿cuándo colapsará el sistema?

______
El País. 22 de septiembre 2010.

2 comentarios:

Rafalillo dijo...

Yo veo bien que los que ganan más dinero paguen más impuestos, eso sí, según vi el otro día en las noticias, estas personas sólo van a pagar una media de 300€ más al año.

Si con eso se quiere rebajar la crisis, mal vamos, porque estas personas conforman una minoría; no sé cuántos serán, pero pongamos que son un millón de personas. Serían 300 millones de euros más de ganancias para el estado, una cifra ridícula cuando también he leído que hacen falta unos cuantos miles de millones...

En fin, menos es nada.

Pepe dijo...

Pero es que ya hemos llegado a un punto en el que no se puede seguir subiendo la presión fiscal. Lo que hay que hacer es controlar de una vez los gastos y ajustarlos. El sistema es tremendamente ineficiente en el control del gasto y siempre lo soluciona subiendo impuestos. ¿Hasta cuándo? No se puede permitir que de cada euro que gane una persona, por muy rica que sea, tenga que darle 50 céntimos al erario público bajo la amenaza de la fuerza. Es una vergüenza. ¿Es que el derecho a la propiedad es subjetivo, esto es, depende de la posición económica del sujeto y no de la libertad que le corresponde como ser humano?

Eso por no pasar por alto que un sistema fiscal tan caro produce más economía sumergida, suele bajar la recaudación, desencadena una huida de capitales del país y, en consecuencia, tiene efectos negativos sobre el crecimiento. ¿Cómo se pueden defender las subidas de impuestos?

Un saludo.