lunes, 3 de noviembre de 2008

¿El fin de la cordura? No del todo.

Pues no, no del todo. En parte, gracias a personas como Fernando Savater, un icono de la Democracia en España y un ejemplo a seguir en lo que a la cordura se refiere. Nos deja una nueva perla de sabiduría publicada ayer en "el País". Os cuelgo el artículo porque expresa, infinitamente mejor y con más conocimiento de causa de lo que yo podría hacer, algo que llevo tiempo pensando. Que hay ciertas cosas que conviene que no se olviden, siempre y cuando sea por los motivos adecuados, no por usarlas como arma arrojadiza o como medio para exaltar a unos frente a otros.


Me quedo con la frase final del artículo para que vayáis abriendo boca: "Y así me gustaría ver irse también al olvido a los hunos y los otros, como diría don Miguel, a quienes no olvidan porque su memoria viene de la ideología y no de la experiencia. Son el peor cáncer de la España actual, la de la crisis, el paro y la hostilidad centrífuga."

1 comentario:

JSS dijo...

Savater tiene parte de razón. Ya escribiré lo que pienso sobre lo de Garzón...