sábado, 14 de agosto de 2010

"Esperando a Rosa Díez"


Interesante análisis de Pablo Sebastián sobre el escenario próximo que se plantea en la política española en los próximos años. Coincido tanto en el análisis como en la opinión, y deseo como el articulista que se cristalicen en los próximos años una alternativa política, o quizás varias (pensando en la refundación de IU), al bipartadismo PSOE-PP que tanto daño ha hecho en el empobrecimiento del debate político en España.

Me quedo con los siguientes extractos:
A este país le vendría muy bien una tercera fuerza política que reciba los votos que huyen del PSOE y los desencantados del quietismo misterioso del Partido Popular. Y puede que esa tercera fuerza política, que en su día intentó IU con Anguita por la izquierda y Adolfo Suárez con el CDS por el centro derecha, sea si las cosas siguen como van el partido que lidera la diputada Rosa Díez, UPyD, si es que los poderes fácticos de este país, la banca y los medios de comunicación públicos y privados, le prestan la atención que se merece en vez de discriminarla con el discurso lánguido del voto útil.
(...) la decadencia de Zapatero es imparable y las clases medias lo van a sacar del gobierno, a pesar del inmovilismo del PP, y también porque Rajoy no logra levantar el menor entusiasmo y vive de sus expectativas como mal menor frente al caos que adorna al PSOE. De manera que la orfandad del voto de calidad español del centro político y social tendrá en Rosa Díez y su partido, si hacen las cosas bien y si se les deja sacar la cabeza, una buena oportunidad.
Rosa Díez debe de ponerle las peras al cuarto no sólo a Zapatero sino también a Puigcercos, a Mas y a Rajoy, porque el centro político es el centro equidistante de entre estas cuatro formaciones políticas y, además, todos ellos tienen por acción u omisión una gran responsabilidad en la crisis económica, social e institucional por la que atraviesa España y UPyD lo debe denunciar.

1 comentario:

Pepe dijo...

Me temo que Rosa Díez ha perdido su credibilidad para liderar un cambio real en España después de organizar una purga stalinista en SU partido. Un saludo.