martes, 15 de junio de 2010

La construcción de una dictadura: Venezuela (VIII)

Fuente: El País

Un país en el que están tipificados los delitos de usura genérica y acaparamiento no puede ser un país en el que un ciudadano decente esté a salvo. Ése es el caso de Venezuela, donde el presidente de Globovisión está siendo perseguido por esos dos "delitos". El acoso a Globovisión, canal crítico con el gobierno de Hugo Chávez, ha ido más lejos hace apenas unas horas cuando conocíamos que un banco relacionado con la cadena había sido intervenido por el gobierno de Venezuela.

Peor suerte ha corrido el periodista Francisco Pérez, condenado a tres años y nueve meses de cárcel, y a 78.000 bolívares (US$ 18.000) de multa e inhabilitación especial por el terrible delito de "ofensa a un funcionario público", es decir, por acusar de nepotismo a un alcalde.

El País. 14 de junio de 2010.


El País. 26 de marzo de 2010.