jueves, 10 de junio de 2010

Siete días (Telemadrid). Crisis de UPyD: sueños que se desvanecen


Por alguna razón desconocida, tal vez se deba a nuestro carácter y a la forma que tenemos de encarar los problemas políticos, España parece incapaz de tener un partido político de corte no leninista en lo que a su funcionamiento interno se refiere. UPyD es el ejemplo palmario de como un intento de crear una formación política con usos democráticos internos ha fracasado, una vez más, en pro de una dirección que no ha logrado soportar la discrepancia sin convertirla en disidencia.

Telemadrid, no sin un interés muy particular, ha puesto de relieve la problemática de UPyD, sobre la que ya publiqué dos artículos en este blog (¿Regeneración democrática? y Coherencia y credibilidad: la crisis de UPyD) y que se ha visto agravada por la escasa participación en el Congreso de noviembre y algún expediente polémico.

El Confidencial. 22 de enero de 2010.


5 comentarios:

gnzalo dijo...

todos esos asuntos en UPyD fueron exagerados por entornos a los que no les interesa que haya una opción política que pueda ser alternativa, y de hecho la supuesta crisis es que ha habido elecciones y procesos democráticos para elegir a todos sus representantes internos, con lo cual creo que es algo que debe ser bienvenido, incluído el hecho de que haya sectores críticos alternativos al "oficialismo". Creo que eso no se ha visto nunca en el PP, que lo solucionan todo con puñaladas por la espalda...

gnzalo dijo...

para muestra un botón:
Cobertura de Telemadrid de las elecciones británicas.
Sin venir a cuento, el segundo titular es que "EN TODA EUROPA SE OPTA POR GOBIERNOS DE DERECHA EN MOMENTO DE CRISIS". En ese hilo se dice que "esa tendencia ha marcado Europa en las últimas convocatorias a excepción de España"; y digo yo, ¿qué pasó en Portugal, se olvidan de la victoria de Sócrates hace escasos 9 meses, en septiembre de 2009? ¿a qué viene meter este publireportaje y aun por encima manipulado?

así que no intoxiquemos este blog con noticias manipuladas, por favor.

http://www.youtube.com/watch?v=vj9Z3PJLLWM
(a partir de minuto 37:55)

Pepe dijo...

¡Al fin un poco de polémica!

Sé perfectamente que Telemadrid no es una cadena imparcial. Es evidente que Esperanza Aguirre teme, con razón, que UPyD pueda mermar su cómoda mayoría en la Asamblea de Madrid, pero, trascendiendo el estigma ideológico y partidista de la cadena, no es menos cierto que clama al cielo que Mikel Buesa se haya salido del partido el verano pasado junto con varias decenas de militantes y que haya habido problemas serios en algunas otras delegaciones territoriales aparte de la de Madrid. Lo cierto es que Buesa no se inventa nada de lo que dice. Es verdad que ha habido casos de espionaje y de expedientes en represalia a discrepancias internas. Sin ir más lejos, una fuente muy fiable me contó una anécdota sobre las elecciones vascas y lo que sucedió con una joven afiliada de nombre Aurora. Sin ir más lejos, ahí está la historia del blog que tuvo que abrir la disidencia porque no les dejaron contestar al artículo de Gorriarán en la web oficial del partido. Por otro lado, las acusaciones de la Dirección acerca de la supuesta intención la disidencia de suplantar a la web oficial son ridículas, máxime cuando esa web se titula "estanoeslawebdeupyd". Pero, salvando todas estas "rencillas" entre la dirección y algunos miembros, incluso muy cercanos, a Rosa Díez, a mí lo que más me llamó la atención fue que la lista al Consejo de Dirección en el Congreso fuera la única lista cerrada. ¡Qué casualidad! ¿Cómo se explica esto?

Yo no quiero hacerle el juego a nadie, Gonzalo. No pertenezco a ningún partido político y fui completamente sincero en las dos ocasiones que pedí el voto para UPyD, pero si veo cosas sospechosas considero mi deber denunciarlas y no será el único partido al que haya criticado ni al que criticaré en este blog (entre ellos también el PP o el PSOE) porque, por desgracia, esta partitocracia se lo merece.

Tampoco pienso hacerle el juego a los debates leninistas de los partidos políticos españoles. Esto no es una cuestión de lealtad o deslealtad interna ni de sumisión o insumisión a las directrices del "Comité Central del Partido". Para mí es algo más: si me fio o no de un partido para votarlo en función de lo que hace de puertas para dentro, especialmente si se llena la boca con la regeneración democrática que luego no practica porque, sinceramente, por mucho que pudieran decir o hacer esos afiliados, ya va siendo hora de que la gente tenga en los partidos políticos la misma libertad que en la calle y que puedan decir lo que quieran sin que haya expedientes ni represalias. Esa es la conclusión final que yo extraigo: no quiero expedientes.

Un saludo.

gnzalo dijo...

me parece perfecto tu comentario. en ningún momento he querido decir que no se debe criticar a los partidos ni a la dirección de los partidos ni acatar siempre su dirección, porque de hecho soy el primero que cuando corresponde destaco que mi opinión no coincide con un partido al que estoy afiliado.

Lo que intentaba aportar es que se ha montado un bulo mediático de forma interesada por ciertos círculos políticos que genera una falsa imagen; bulo con el que colaboramos al difundir el video de telemadrid. la peleas internas ocurren en todos los partidos, como es previsible pprque al fin y al cabo son personas las que los forman. en un partido nuevo como es el caso de UPyD o lo fue el de Ciutadans, las expectativas individuales de los miembros iniciales superan a la realidad y cuando llega el momento de establecer una jerarquía y un orden (que la democracia también es eso, si no sería una anarquía) hay gente que se frustra o siente decepción, y partir de ahí se generan rencillas personales que se trasladan al colectivo del partido.

Los hechos relatados en ese video pueden ser constutivos de delito, y que yo sepa nadie los ha denunciado, y en todo caso, una mayoría de los militantes entre los que me incluyo hemos decidido en pleno ejercicio de nuestros derechos la dirección que queremos que tome el partido y sus distintos miembros y órganos, por lo que soflamas de conspiración tienen más bien poco de real.

Insisto como conclusión que es una cuestión manipulada que no merece la relevancia que algunos medios interesadamente le dan. Pero bueno, así se ve también lo que se cuece en cada horno y que cada uno juzgue con su opinión la realidad de la situación de los partidos en este país.

Pepe dijo...

La verdad es que tanto para bien como para mal, los medios que han hablado de UPyD, ya sea elogiasemente o no, lo han hecho interesadamente. Si Telemadrid airea estos trapos sucios ahora porque Esperanza Aguirre quiere ir desgastando a UPyD para que no le quite votos, Pedro J. Ramírez le ha estado dando cuerda y le seguirá dando cuerda a UPyD con la clásica muletilla de que en España hace falta un tercer partido.

Y, seguramente sea así. Seguramente, es mejor tener tres partidos leninistas que dos, pero, en cualquier caso, eso de que la jerarquía en los partidos exija disidencias, expedientes y expulsiones; eso de que la jerarquía del partido exija listas cerradas al Consejo de Dirección... Eso es un engaño y creo que lo más grave que ha hecho Rosa Díez después de abrir una purga es precisamente recurrir a las listas cerradas para blindarse sus caras amables en el Consejo mientras se llenaba la boca con las palabras mágicas de "listas abiertas".

A lo mejor tenían que haberlo hecho como en el PSOE: hacer un Congreso en el que el candidato y sólo el candidato sea elegido para que luego él configure un equipo de dirección a su gusto, pero, desde luego, la forma en que se ha llevado esto a cabo en UPyD no es nada elogiable.

Un saludo.