domingo, 9 de mayo de 2010

Only yesterday; Omoide poroporo; Recuerdos del ayer


El otro día vi una película que te hace reflexionar, que te cuenta esos momentos de la infancia tan importantes, esa etapa que constituye quinto e incluso sexto de primaria. En esta etapa todos nos hemos creado nuestros sueños, nos hemos dado cuenta de que cada vez existía una mayor responsabilidad. Es aquí cuando se deciden los destinos a seguir en la vida. Muchos son capaces de olvidar esta etapa, en la que te puedes preguntar incluso el sentido que tiene dividir fracciones. No se acuerdan estas personas de la probablemente más importante etapa de su vida, en la que se madura muy deprisa, o no, dependiendo del caso. Tarde o temprano llega esa etapa mágica. La película contiene, además, en algunos de sus diálogos, bonitos haikus, como el que aparece en el tráiler: 'El amor es una flor, y tú su semilla', de Vacuo Vasho, que parece ser el poeta japonés favorito de Takahata, ya que ya incluye numerosos haikus de él en 'Mis vecinos los Yamada'. El guión es de Takahata, pero la producción la realiza Hayao Miyazaki.

De esto trata la obra maestra, la mejor película, de Isao Takahata, el mentor de Hayao Miyazaki. La película va sobre una mujer de veintisiete años que en sus vacaciones de verano decide ir a una huerta de cártamo, flor de la que se extrae el carmín, a recoger esta flor. Muy curiosa forma de pasar el verano, podréis pensar. Pero es que Taeko, la protagonista, no es una persona común en cuanto a sus comportamientos, en cuanto a su manera de enfrentarse a la vida. Allí, en el campo de cártamo y durante su viaje, se va acordando de su etapa de quinto curso mediante flashbacks.

La película, ya no solo por su calidad filosófica, es una joya, joya poco conocida del Studio Ghibli. Cuenta con trescientos setenta colores distintos, se empleó un año y tres meses en la realización de la misma, se tuvieron que realizar cinco mil cuatrocientos veinte dibujos en una semana y se trasladó a todo el equipo a un campo de cosecha de cártamo para que aprendieran a dibujarlo.

Esta película se puede adquirir con Aurum, al precio de catorce euros en la Fnac. La edición contiene también el 'Making of Only Yesterday', un documental muy completo de cuarenta y seis minutos en el que te cuentan con multitud de detalles la realización de la película.

3 comentarios:

Pepe dijo...

¡Gran entrada! El cine en este blog va ganando peso.

Un saludo.

Miguel dijo...

Gracias por comentar, que a veces uno piensa que no le leen. Bueno, a lo que iba. Puede que a muchas personas el cine del studio ghibli le resulte muy infantil por el simple hecho de estar realizado con dibujos animados. A esas personas con tantos prejuicios les digo: no sabéis la calidad filosófica que tiene este cine, es muy adulto por si alguien no lo pensaba así. Y sí, el cine tiene que convertirse en una de las etiquetas con más entradas y ahí estaré yo para lograrlo.

Un saludo

Pepe dijo...

La verdad es que sí. A mí se me cayó el mito de que el cine manga eran "dibujos chinos/japoneses malos para el canal 2 Andalucía". Después de "El viaje de Chihiro", he descubierto que el cine de animación oriental y de calidad es posible.

Un saludo.