miércoles, 12 de mayo de 2010

Zapatero valiente (por fin), Rajoy incongruente, a las autonomías... meter el diente!


Las medidas presentadas hoy por el presidente del Gobierno de España suponen un esfuerzo importante y necesario en las cuentas públicas que debe ser valorado positivamente. El alcance del paquete de ahorro del gasto es de un calado considerable y afecta a muchas áreas de la acción de gobierno, sin que se cebe de forma especial en una en concreto, lo cual también es relevante.

Si bien es cierto que la iniciativa puede ser dudosamente atribuida al gobierno, ya que son los países de la Eurozona (leáse Alemania) los que han "sugerido" la necesidad de recortar el déficit público de forma drástica e inmediata, no se debe por ello dejar de reconocer que el equipo de Zapatero ha estado en esta ocasión rápido y efectivo (lo cual me lleva a pensar en la ingente presión que debía tener por detrás en caso de no aprobar este programa de recortes... ¡no debe ir tan bien la economía en ese caso!).

La actitud reprobatoria que esta mañana ha tomado Mariano Rajoy en el Congreso debe ser denominada como hipócrita e incongruente. A estas alturas, ya nadie espera que el líder de la oposición realice un apoyo claro y decidido a políticas necesarias aunque impopulares. Sin embargo, no parece tanto pedir el que de vez en cuando piense primordialmente en el interés general del país y no en el interés electoral, y que por una vez que este gobierno presente algo con sentido, aproveche para apoyar estas medidas, que de hecho van muy en la línea de lo que sugería el PP en semanas anteriores. Mucha envidia da la imagen de los líderes portugueses pactando juntos un plan de contigencia del gasto y sin críticas continuas si no con propuestas de futuro. O similares palabras de pueden decir del nível de debate político que en el tema económico se vive en parlamento como el francés o el alemán.

Cada vez veo más claro que esté gobierno está acabado, pero también que el equipo actual del PP no se está preparando para tomar las riendas del país. Menos mal que tenemos a la Unión Europea supervisando.

Una de las partes más prometedoras de lo anunciado hoy en el Congreso es la que se refiere a meter mano al gasto de las Comunidades Autónomas. Es muy necesario contener el pozo sin fondo que supone la continua creación de nuevas agencias, institutos y cacicadas varias y duplicadas de dudosa utilidad o eficiencia. Otra cosa es que para ello sería bueno reformar legislativamente muchos ámbitos competenciales para mejorar la coordinación y la coherencia del sistema.

Imagino que eso es mucho pedir...

1 comentario:

Pepe dijo...

La verdad es que el PP está jugando un papel muy contradictorio en todo esto. Tiene razón en que el gobierno ha improvisado y en que Zapatero está gobernando tuteladamente, pero debería haber apoyado al gobierno en estas medidas porque es el mismo PP el que lleva repitiendo como un mantra que hay que reducir el déficit público desde hace tiempo y es inverosímil pensar que un déficit del 11 % se reduce tan sólo con una reducción de ministerios. Se requiere mucho más que eso: un verdadero ajuste en los gastos corrientes. Así que bravo por el ajuste de Zapatero y espero más coherencia por parte del PP.

Un saludo.