martes, 29 de junio de 2010

Libertad en internet

Es cierto que internet ha supuesto un avance para la democracia, allí donde hay democracia, pero ¿qué sucede en otros países? La censura en internet está a la orden del día y, aunque parezca mentira, es posible ponerle puertas al campo. Por suerte, siempre habrá algunos avezados capaces de burlar los yugos de los gobiernos.

El País. 11 marzo 2010.

sábado, 26 de junio de 2010

Una farsa muy española


La celebración del Corpus Christi de este año nos ha brindado una ocasión única para comprender la idiosincrasia del pueblo español. Resulta que desde los años ochenta está prohibido que el ejército rinda homenajes militares a los símbolos religiosos, lo que no ha impedido la celebración de multitud de actos religiosos con desfiles militares. Sin embargo, había una excepción: el Corpus Christi. En esta fiesta, los militares aún le rendían homenaje la sagrada forma de los cristianos con banda militar incluida, por ejemplo, en Toledo.

Sin embargo, este año, poco antes de la celebración de la fiesta, el gobierno aprobó un Real Decreto por el cual se prohibía definitivamente esta práctica. Como era de esperar, el presidente socialista de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, José María Barreda, no sin disimulada indignación, declaró ante los periodistas que había hablado personalmente con la Ministra de Defensa, que le había asegurado la presencia de los militares, ¡todos voluntarios!, a la fiesta. El revuelo que se armó no fue baladí: un ataque más a los pobres cristianos perseguidos que dentro de poco tendrán que volver a las lúgubres catacumbas a celebrar sus misas.

Nada más lejos de la realidad, una vez más, algunos españoles contemplamos con estupor como se volvía a practicar un agraviante trato de favor hacia una confesión religiosa, siempre la misma, como se volvían a mezclar militarismo, estatismo y religión para regocijo de todos los presentes [1]. Porque cambiar, lo que se dice cambiar, han cambiado bastantes pocas cosas en este país en lo que se refiere a la laicidad. Pero no nos engañemos, la culpa no es de este gobierno que trata de salvar la cara de la democracia haciendo un apaño formalista que no enturbie el fondo de la celebración militar de una fiesta religiosa particular. La responsabilidad última es del conservadurismo español que se niega a soltar la idea de España, los símbolos nacionales y el ejército español para compartirlos con los que no comparten su religión, su ideología ni su estilo de vida. Y, acto seguido, se quejan de que en España falta patriotismo, de que la gente no se identifica con los símbolos de este país a diferencia de Francia, por ejemplo. ¡Ah, Francia! Si vosotros, conservadores españoles, fuerais tan laicistas y republicanos como vuestros equivalentes franceses; si ligarais Estado y religión tanto como lo hace Sarkozy, es decir, nada; si mantuvierais una rigurosa separación entre lo que es vuestro particularismo religioso e ideológico y lo que representa el patrimonio político común de los españoles, entonces, en España el patriotismo no estaría tan denostado. Pero la responsabilidad es vuestra, y sólo vuestra, por seguir empeñados en confundir lo de todos con lo vuestro; la bandera de todos, con vuestra cruz; el ejército de todos, con vuestro Corpus Christi.

______
[1] Sobre la identificación entre religión y Estado o sobre la misma naturaleza de lo que es, en el fondo, el principio de autoridad, recomiendo “Dios y el Estado”, de Mijail Bakunin.


video

martes, 22 de junio de 2010

REDES: "La pendiente resbaladiza de la maldad"


El 31 de marzo tuvo lugar la emisión del programa de Redes "La pendiente resbaladiza de la maldad", en el que Eduardo Punset analiza con el psicólogo Philip Zimbardo el famoso experimento de la Universidad de Stanford. La inquietante cuestión que aborda este programa es hasta qué punto un ser humano que tiene poder para hacer daño a otro va a hacerlo y hasta qué punto es capaz de llegar si se lo ordenan. Después de ver el programa, sólo he podido pensar en esa célebre cita de Lord Acton: "todo poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente". Las repercusiones que investigaciones como éstas tienen nos plantean un problema político fundamental, esto es, la naturaleza intrínsecamente mala del poder mismo y si todo poder, como sostienen los anarquistas, debe ser abolido o no. Por desgracia, parece que el ser humano está perfectamente preparado para funcionar bajo la autoridad y hacer, en la mayoría de los casos, lo que ésta pida sin protestar demasiado.
______

sábado, 19 de junio de 2010

La teoría política que encierra la Alicia de Tim Burton


Difícilmente las obras artísticas son ajenas a un mensaje político y, como no, se prestan a múltiples interpretaciones. La última película de Tim Burton, su particular visión de Alicia en el País de las Maravillas, parece tener, al menos desde mi punto de vista, una clara interpretación política, más allá de los viejos reduccionismos de izquierda o derecha, de centro o descentro. Se trata de la teoría del poder que nos propone o, más bien, que formula esta película.

Tim Burton nos presenta un País de las Maravillas con un dualismo de poderes basado en la dominación de dos reinas que, además, son hermanas. La reina roja, por un lado, es la reina malvada que parece representar el azar, la vitalidad y la pasión. Por otro lado, la reina blanca, que se nos presenta como la buena, simboliza la razón, la lógica y, por supuesto, la ecuanimidad y el sentido de la justicia. La reina mala, como no, basa su poder en el terror de una bestia casi invencible que le permitió acceder al trono en detrimento de su propia hermana. Se nos presenta así una dualidad de poderes: uno bueno y otro malo. Pero ¿qué esconde este planteamiento? En el fondo, la confianza en la existencia de un poder intrínsecamente bueno. Lo que sucede al final de la película no es más que el simple cambio de una corona: del cabezón de la reina roja a la cabeza de la reina blanca, pero ¿de verdad podemos creernos a estas alturas que un cambio de gobierno, que cambiar a una reina por otra va a cambiar la naturaleza del poder?

Formular un dualismo en la naturaleza del poder es tanto como sentar las bases intelectuales para los mayores abusos y desmanes del poder mismo. No debemos pasar por alto la célebre cita de Lord Acton: “todo poder corrompe y el poder absoluto corrompe absolutamente”. Es verdad que hay unos gobernantes mejores que otros, pero tampoco es menos cierto que la constitución de todo poder es por sí misma la constitución de la posibilidad del abuso de un ser humano sobre otro apoyado en la base de una legitimidad especial que, en las sociedades actuales, es el derecho emanado del sistema representativo y que, en la película, es la pura y simple benignidad de la reina blanca, es decir, la más pura arbitrariedad, el más puro despotismo, del gobernante sabio platónico.

No debemos, sin embargo, extrañarnos de que se nos presente este dualismo y de que nos intenten vender la idea de que puede existir un poder constituido que sea bueno, intrínsecamente bueno y que, por tanto, no exija limitación ni control. Es la misma historia que nos cuentan una y otra vez a lo largo de diversos medios y es el síntoma que pone de relieve el hegemónico deseo de dominación y de dominio del ser humano. Los que tienen vocación de sumisión porque necesitan que haya un poder que ellos consideren justo al cual tengan que obedecer y ante el cual deban responder. Los otros, aquellos con inclinación al ordeno y mando, porque necesitan legitimar su dominio sobre los demás y adornarlo con bellas guindas morales. La cruda realidad difiere bastante de todas esas idealizaciones: los habitantes del País de las Maravillas deberían habérselo pensado dos veces antes de aceptar de tan buen grado la sumisión a una nueva reina. La corona, esto es, el poder, la causa misma de la batalla, de la contienda y de todos los abusos cometidos no sólo no salió perdedora sino que vio reforzado su dominio. Y, con él, volverá de nuevo el despotismo al País de las Maravillas y el nuevo poder, ahora tan legítimo, se volverá igualmente opresivo y tiránico. Los otrora buenos, serán lo malos y el ser humano, engañado una y otra vez, no aprenderá nunca la lección y volverá a justificar lo injustificable con nuevos nombres, con nuevas fórmulas, con nuevas legitimidades... De la reina blanca a la reina roja, de la reina roja a la reina blanca por los siglos de los siglos. Amén.

martes, 15 de junio de 2010

La construcción de una dictadura: Venezuela (VIII)

Fuente: El País

Un país en el que están tipificados los delitos de usura genérica y acaparamiento no puede ser un país en el que un ciudadano decente esté a salvo. Ése es el caso de Venezuela, donde el presidente de Globovisión está siendo perseguido por esos dos "delitos". El acoso a Globovisión, canal crítico con el gobierno de Hugo Chávez, ha ido más lejos hace apenas unas horas cuando conocíamos que un banco relacionado con la cadena había sido intervenido por el gobierno de Venezuela.

Peor suerte ha corrido el periodista Francisco Pérez, condenado a tres años y nueve meses de cárcel, y a 78.000 bolívares (US$ 18.000) de multa e inhabilitación especial por el terrible delito de "ofensa a un funcionario público", es decir, por acusar de nepotismo a un alcalde.

El País. 14 de junio de 2010.


El País. 26 de marzo de 2010.

sábado, 12 de junio de 2010

Heisei Tanuki Gassen Pompoko; Pompoko

Es increíble el comprobar la enorme versatilidad que posee Takahata. Puede hacerte llorar, como en Hotaru no Haka, hacerte reflexionar acerca del verdadero fin de tu vida, como en Omoide Poro Poro, o hacerte reír como en Heisei Tanuki Gassen Pompoko. Esta película cuenta con verdaderos momentos de tristeza, ya que la historia en sí es bastante triste, pero los tanuki te harán reír en más de una situación con sus esperpénticas apariciones. Momentos de verdadera risa, como cuando los tres ancianos tanuki llegan a la estación o la escena de los 'sin cara', que por cierto esta escena es un momentazo ghibli que me olvidé en mi entrada de hace unas semanas. Además, esta historia también te hace reflexionar, puede que haya momentos de risa, pero la verdadera tónica de la película es la siguiente:
La tribu de tanukis de la montaña de Tama está viendo como su hábitat está siendo destruido por el proceso de desarrollo (construcción de viviendas) de Tokyo, que terminará teniendo como resultado lo que los tanuki llaman 'las montañas decapitadas'. Tal que así, los mapaches tanuki deciden plantarle cara a los humanos, pero esta guerra será siempre un conflicto plagado por fracasos: ¿Lograrán los tanuki salvar su bosque y evitar el desarrollo?
Esta historia te hace reflexionar acerca de lo que el ser humano está realizando con la naturaleza. Cada vez se están realizando más viviendas, viviendas que estarán condenadas a ser viviendas 'fantasma', al no haber habitantes que las habiten. Es una hermosa crítica social dirigida por este genial director japonés, Takahata, que, día día, me va pareciendo cada vez mejor director. Pocas personas pueden tener tanta versatilidad como este grande, este genio de ghibli.

La banda sonora está realizada a cargo del grupo de folclore popular japonés 'Shang Shang Typhoon' . Muchos se habrán dado cuenta, otros tantos no, pero de todas maneras es muy diferente el modo de actuar de Miyazaki y de Takahata a la hora de contratar a personas para la realización de las bandas sonoras. Mientras que Miyazaki confía plenamente en Hisaishi, uno de mis compositores favoritos, Takahata prefiere contratar distintos intérpretes para cada una de sus películas, adaptándose el grupo, se supone, mejor al proyecto.
En la banda sonora nos encontramos, al final de la película, con una de las canciones que más me gustan del Studio: 'Itsu demo dareka ga':



En DVD podemos encontrar una edición simple de Pompoko, editada por Aurum, que contiene el StoryBoard completo de la película y algunos tráiler. Realmente me parece una edición bastante pobre para ser esta una gran película. En la Fnac podemos encontrar este film al precio de 6'95€ . Os dejo imágenes del DVD:

Detalle en el que se aprecia a duras penas los extras

Detalle de la parte trasera de la imagen
Arriba, la imagen de la parte trasera con tanukis en un poste eléctrico
Arriba, imagen de la parte delantera, con dibujos de los tanuki
Dibujo del DVD



Por último, os dejo con el tráiler, en el que ya se pueden apreciar algunos rasgos de la película:




Esta entrada se publicará mañana en Qud

La falsa retórica de “mercados financieros vs democracia”

Últimamente estoy asistiendo con estupefacción a una serie de declaraciones, viñetas en periódicos, etc. que alertan de la supuesta tutela a la que está sometida nuestra democracia por parte de los mercados financieros, algo así como “nos están gobernando los mercados financieros” o “no debemos permitir que los mercados financieros ganen a la democracia”.

Todas estas declaraciones, de difícil sino imposible justificación, pasan por alto un pequeño detalle que no debemos olvidar. Lo que está en juego con esta crisis de deuda soberana no es el poder del pueblo, la soberanía nacional o la democracia. Lo único que está en juego es la solvencia de los Estados, su capacidad para colocar deuda en los mercados financieros a un buen tipo de interés. Es así de sencillo. Los Estados son perfectamente soberanos para llevar la política económica que deseen y, si quieren, pueden intentar endeudarse más y más sin freno y aumentar sus déficit... Todo ello, claro está, si hay alguien dispuesto a prestarles el dinero, pero ¡ah amigo! El problema es que cada vez hay menos gente dispuesta a prestarle dinero a ciertos Estados y, si lo están, es a unos tipos de interés que difícilmente serán asumibles por los Estados. Nadie niega la soberanía a los Estados, son los Estados los que, conscientes de su necesidad de financiación en los mercados financieros, quieren seguir siendo solventes a sus ojos. Pero, no nos engañemos, esos tan malvados especuladores que tienen “secuestrado” el Estado del Bienestar no son malintencionados inversores internacionales judeo-masónicos, anglosajones y euroescépticos... Son, en su mayoría, gestores de fondos de inversión y fondos de pensiones que mucha gente de a pie, común y corriente, tiene contratados en su banco de toda la vida. Porque si en este país ya son muchos los que invierten directamente en bolsa, ¡cuántos más son los que tienen un fondo garantizado o un plan de pensiones en su caja de ahorros o banco de siempre!

Luego, ¡basta de hipocresías! Si toda la gente que dice que la democracia está supeditada a los mercados financieros quiere “salvar” la democracia, que cancelen su fondo de inversión o su plan de pensiones y que financien al Estado a un bajo tipo de interés. Aunque ¿sabéis qué? Me temo que todos esos valientes “superdemócratas” no están dispuestos a emplear su dinero en activos financieros con una rentabilidad desacorde al riesgo asumido.

Lo que está en juego aquí no es la democracia, lo que está en juego es el grifo tradicional de financiación de los Estados derrochadores que se han endeudado más y más para dar satisfacción a unas pretensiones desmesuradas de unos votantes a los que no les importa la insostenibilidad del Estado mientras tengan su subvención, su sueldo de funcionario, su pensión o sus ineficientes servicios prestados por el Estado. Lo que está en juego es el modelo de vida de esos fantasmas que son los Estados. Porque el problema de fondo es que si un español ve a su vecino mileurista comprarse un Mercedes o un BMW con un préstamo al consumo, se lo reprochará reservándole palabras tan amables como “fantasma” o “fantasmón”. Pero, si es el Estado el que vive por encima de sus posibilidades, el que gasta más de lo que tiene... ¡Ah, eso es algo muy distinto! Hacienda somos todos.

jueves, 10 de junio de 2010

Crisis, fútbol y política

Interesante artículo del New York Times que en resumen viene a decir que "ya en los tiempos de Franco se utilizaba el fútbol para distraer la atención de los españoles de a pie sobre las cuestiones de actualidad política, y Zapatero lo vuelve a hacer al aprobar la reforma laboral el mismo día 16 de junio en que España comienza su participación en el Mundial de fútbol"

Siete días (Telemadrid). Crisis de UPyD: sueños que se desvanecen


Por alguna razón desconocida, tal vez se deba a nuestro carácter y a la forma que tenemos de encarar los problemas políticos, España parece incapaz de tener un partido político de corte no leninista en lo que a su funcionamiento interno se refiere. UPyD es el ejemplo palmario de como un intento de crear una formación política con usos democráticos internos ha fracasado, una vez más, en pro de una dirección que no ha logrado soportar la discrepancia sin convertirla en disidencia.

Telemadrid, no sin un interés muy particular, ha puesto de relieve la problemática de UPyD, sobre la que ya publiqué dos artículos en este blog (¿Regeneración democrática? y Coherencia y credibilidad: la crisis de UPyD) y que se ha visto agravada por la escasa participación en el Congreso de noviembre y algún expediente polémico.

El Confidencial. 22 de enero de 2010.


martes, 8 de junio de 2010

Carta de Mijail Bakunin a la redacción del periódico "La Liberté"


El 5 de octubre de 1872, en Zurich, Mijail Bakunin firma su carta de definitiva ruptura con la Internacional o, mejor dicho, de despedida ya que irse no se fue, lo echó Karl Marx en un congreso más que cuestionable. La carta resulta de gran interés porque es uno de esos "textos vivos" que condensan la historia del movimiento obrero. Mijail Bakunin, uno de los máximos exponentes de la corriente anarquista en el siglo XIX, tenía serias discrepancias con Karl Marx sobre el camino a seguir. Karl Marx, que representa el socialismo autoritario por excelencia, pretendía fortalecer al Estado más que nadie y eso, como comprenderéis, era inasumible por un anarquista, para el cual, el único fin deseable para el Estado es su extinción, ni siquiera su fortalecimiento momentaneo al servicio de la clase obrera. En esta carta, Bakunin pone de relieve todas estas contradicciones del marxismo y acusa a Marx, sin tapujos, de ser un ambicioso que sólo busca implantar su dictadura y ejecutar los peores deseos imperiales prusianos (finalmente sería Lenin el que alcanzaría ese ideal: escalofriante su capacidad predictiva). Una de las grandes delicias de leer a Mijail Bakunin, a pesar de todos los errores de enfoque que pueda cometer, es, sin duda, la genial crítica que hace a Karl Marx y al marxismo. Y es que su principal virtud es criticar, más que proponer; destruir, más que construir.

Carta a la redacción del periódico "La Liberté".

sábado, 5 de junio de 2010

Auditorio real y auditorio aparente: la estrategia de comunicación del Señor Montilla

Uno de los rasgos principales que se espera de un buen comunicador, además de que manje apropiadamente su lenguaje no verbal (en lo que no voy a entrar), es que conozca a su auditorio para poder establecer una comunicación más eficaz. Así, el proceso de comunicación se basa en las expectativas, las inquietudes y los intereses del auditorio, que estará más interesado por lo que tenga que decir. Sobra la apreciación de que uno de los elementos esenciales de la comunicación verbal es el lenguaje y que el auditorio del Senado es principalmente castellanohablante. Podemos inferir, por tanto, que la estrategia de comunicación del Señor Montilla en el Senado no se ha basado en la consideración del Senado como su auditorio. Más al contrario, la elección de la lengua catalana para su comunicación demuestra que el público al que Motilla se dirije es al catalán y no los senadores de la Cámara que realmente están viendo su discurso en directo. En política, estos gestos son de vital importancia. Si algún senador pensaba ingenuamente que el President de la Generalitat venía a Madrid a darles un discurso a ellos, se equivocaba. Más bien, venía a Madrid a darle un discurso a los suyos, desde Madrid, para reforzar su mensaje, que aquí tiene mucha más fuerza y credibilidad que en Cataluña. De todas formas, tampoco se extrañarían de nada sus señorías que, aunque menos acostumbrados a ser un escaparate mediático, desde que gobierna Zapatero sí han estado más expuestos a ser un escenario más del teatro político de este país. Señor Montilla, bien hecho: nada mejor que dejarle claro al público apararente lo que es: parte de la escenografía de su discurso nacionalista identitario. Esa sinceridad sí es de agradecer aunque bien nos haya costado un dinero en intérpretes.


jueves, 3 de junio de 2010

Las élites son necesarias

Cito aquí una reflexión de Adolfo Nicolás Pachón, Padre General de los jesuitas, extraída de una entrevista que le hicieron hace tiempo:

"Las élites son necesarias. Un mundo sin líderes, sin gente que pueda estudiar los problemas con cierta profundidad, no es practicable. Nos llevaría al caos, y a un caos sin horizontes. Hay que reconocer con humildad que no podemos cambiar las cosas sin un equipo de líderes. Y los jesuitas deben contribuir, como muchos otros, a la formación de esos líderes. Al mismo tiempo, hay que abrir la puerta a una educación más elaborada a los que no pueden costeársela. Es algo que se ha hecho siempre. Yo mismo estudié en el colegio de La Salle de Barcelona con una beca. Es una manera de conseguir que las élites no vengan condicionadas por los recursos económicos, una manera de poner al servicio de la sociedad todo el talento del que disponemos. De lo que se trata es de educar a unas élites para que se pongan al servicio del pueblo, y educar al pueblo para que entienda que hacen falta distintas funciones, que no haya una proletarización ideológica que al final lleve a errores."

martes, 1 de junio de 2010

LOS INTERESES CREADOS



Jacinto Benavente
Espasa Calpe, Colección Austral.
68 páginas.


Los dos protagonistas de esta comedia llegan a una ciudad desconocida sin nada que perder. La habilidad del supuesto criado del ‘señor’, que es una marioneta del primero, es capaz de hacer creer a la ciudad entera que dicho ‘señor’ efectivamente lo es. Mediante la mera apariencia, el criado logra forjar toda una reputación que en un breve periodo de tiempo les lleva al más absoluto de los éxitos. Los intereses creados por el criado son de tal magnitud que toda la ciudad, aun habiéndose descubierto el engaño de los protagonistas, se conjura contra el padre rico de la futura esposa del ‘señor’ para obtener su parte en el reparto de la herencia. Su lectura no dejará indiferente al lector que verá cómo la trampa y el engaño se convierten en la herramienta imprescindible para escalar en una sociedad hipócrita y corrompida que opta por sacrificar la justicia en beneficio de sus propios intereses.

______