sábado, 28 de mayo de 2011

Cómo usamos internet

Internet ha abierto un mundo de posibilidades: nos ha dado la opción no sólo de acceder a cantidades enormes de información en todos los formatos sino de contactar y relacionarnos con gente de todo el planeta, pero ¿hemos cambiado verdaderamente la forma de relacionarnos?

A la luz de las reflexiones del padre de internet, se ha abierto una reflexión muy interesante. Muchas plataformas, entre ellas las redes sociales, funcionan por intereses, esto es, le ofrecen al usuario aquello que puede estar en su rango de interés o le presenta a aquellas personas que puede conocer en la vida real o con las que puede guardar una cierta afinidad. Sí, es una apertura enorme del rango al que antes estábamos limitados, debido a la manera en que ahora se procesa y cruza la información, pero, en el fondo, no ha cambiado nuestra forma de relacionarnos. Y la pregunta es ¿tiene sentido relacionarse de otra manera? ¿Tiene lógica que queramos pasar literalmente de aquello que se escapa a nuestro interés o, por el contrario, debería ser internet una forma de abrirnos la mente, de darnos acceso a información y a gente que mueva nuestro mundo, que nos ayude a evolucionar y a mejorar? En el fondo todo esto ya es posible, aunque probablemente, para muchos internet no es más que una mera extensión de sus grupúsculos sociales del mundo real.

La bronca del padre de la web, Tom C. Avendaño, 28 de abril 2011
POPetc