miércoles, 1 de junio de 2011

Desalojo de indignados de la Plaça Catalunya de Barcelona

Que no se nos olvide que esto es el Estado.


4 comentarios:

Israelem dijo...

Te aconsejo que o pongas un ancho del vídeo más pequeño o le pidas al creador del blog que modifique el diseño para que la zona de entradas sea más ancha.

En cuanto al vídeo, éste es el Estado que estos indignados están pidiendo. Como decía uno por tuiter, con los impuestos que estos alaban compran las porras con las que luego les atizan.

Lo único que se puede hacer con el Estado es reducirlo, no intentar controlarlo para usarlo en tu beneficio.

Un saludo.

Jose Soldado Serrano dijo...

Gracias por el comentario, ya he reducido el tamaño del vídeo.
La verdad es que depende de a quien oigas escucharás una propuesta u otra. En general no estoy de acuerdo con las propuestas económicas que salen de las acampadas, pero eso tampoco justifica el abuso policial. Tal cual lo pones tú, parece que porque algunos sean socialistas se merecen que el Estado les atice para probar sus efectos.

Un saludo.

Israelem dijo...

Ya, yo tampoco justifico la forma en que lo han hecho los policías. Es cierto que no estar de acuerdo con ellos, por lo menos yo no lo estoy y ya están sobrando donde están, no justifica que se les atice.

Pero sí que es cierto, que parece que se les está aplicando su propia medicina, lo cual no deja de ser curioso. En fin, espero que dejen de acampar en mitad de la calle porque sí, limpien la plaza y dejen a los comerciantes trabajar.

Ya han tenido toda la resonancia y mucho más y hay que encauzar sus propuestas de otra manera.

PD: mejor el tamaño de vídeo ;)

Jose Soldado Serrano dijo...

Lo que falta en España es cultura democrática. En Parliament Square en Londres hay unas personas acampadas por la guerra de Iraq desde 2003 y ahí siguen, en pleno centro de Londres. Y no los echan. Protestar en la calle es un derecho fundamental y humano y debe respetarse por encima de todo. A ver cuando la mentalidad política del país madura un poco y deja de verse como algo traumático que haya unos señores/as acampados en pleno centro de Madrid.

Un saludo.