martes, 21 de junio de 2011

Bloqueo del Tribunal Constitucional

Desde que el PSOE ganó las elecciones de 2004, el PP adoptó una estrategia de deslegitimación del gobierno, basada generalmente en la idea de que, dadas las especiales circunstancias de los comicios del 14M, ese gobierno no era verdaderamente legítimo.… Y fue así como el PP comenzó a hacer una serie de cosas absolutamente contrarias al juego leal de un partido democrático, mientras el Zapatero más irresponsable destruía todos los consensos básicos… (y luego se quejan de que exista el 15M).

Así las cosas, sin desviarme mucho del tema principal, una de las cosas que el PP empezó a hacer fue bloquear absolutamente la renovación del Tribunal Constitucional y, ¿por qué no?, del CGPJ (que, si no recuerdo mal, sí fue renovado finalmente). Se veían en el poder en el 2008 de nuevo y, por si acaso, tenían que asegurarse de que las nuevas mayorías no se tradujeran al poder judicial, cuestión a la que no pusieron ninguna resistencia, en cambio, cuando Aznar ganó las elecciones. De modo que esto es lo que hay, por la actitud antidemocrática de las élites del PP, el PSOE ha tenido que gobernar con un poder judicial que reflejaba las viejas mayorías, así hasta que el PP tenga de nuevo el poder, cuando se apresurarán a renovar el Tribunal Constitucional conforme a las reglas de juego, lo que no le han permitido, en cambio, al PSOE durante todo este tiempo.

Este juego, que no hace falta ser Maquiavelo para desentrañar, revela la forma de ver y hacer política de la derecha que viene (y que nunca se fue del todo del poder judicial), una derecha que sabotea el sistema cuando no lo controla y que lo utiliza cuando sí tiene el poder, exactamente la misma actitud de la derecha republicana. Por suerte, la izquierda no se comportaba de la misma manera, hasta que vimos al Zapatero dinamitador de los consensos básicos. ¿Cuándo volverá la política en España a sus cauces normales? El PSOE, asomado a su autodestrucción, no parece estar por la labor de jugar a lo mismo, ¿cambiará Rajoy, en cambio, su forma de hacer política? Me temo que no.


El secuestro del Constitucional
Javier Pradera, El País, 15 junio 2011