sábado, 25 de junio de 2011

Un gran paso adelante, pero insuficiente

El anuncio de Esperanza Aguirre de reformar la ley electoral de la Comunidad de Madrid en la legislatura entrante para desbloquear las listas y mejorar la representatividad es una gran noticia. Con su acreditada trayectoria como político coherente y cumplidora, el anuncio de por sí es un paso, pero no basta.

Si esta reforma se termina materializando y la Comunidad de Madrid desbloquea sus listas en las elecciones, se habrán sentado las bases para que se haga lo mismo en el resto de España, pero no será suficiente para que los partidos nacionales democraticen sus estructuras internas y mejoren sus procesos de elección de candidatos, que es a lo que al final debería llevar un sistema de listas abiertas, es decir, a dar verdadero poder al electo y no al jefe que le “deja” ir en la lista. Esto, sin embargo, parece posible sólo si finalmente se generaliza el uso de listas abiertas. De lo contrario, los partidos regionales en Madrid verán ligeros cambios en sus estructuras de poder sin que eso termine de traducirse en cambios generalizados a nivel nacional… Será un parche o, mejor, un oasis, pero España seguirá viviendo el lamentable espectáculo de listas con imputados con gran respaldo ciudadano y cosas esperpénticas varias que no tendrían por qué pasar en un sistema de listas abiertas.

En cualquier caso, si Esperanza Aguirre de verdad quiere que esto tenga profundas implicaciones, que incluso cambiarían para siempre la forma de funcionar de su partido, debería poner todos los medios para que Mariano Rajoy no sólo proponga una reforma similar a nivel nacional sino para que la haga, junto con la crisis económica, el eje central de su campaña electoral. Si así lo hiciera, sería toda una lección para las célebres últimas Cortes franquistas que aprobaron la Ley para la Reforma Política: esto sí que sería un "hara kiri", especialmente después del dedazo fragaliano con bigote del 2003.


El País. 13 junio 2011.

4 comentarios:

Israelem dijo...

Es cierto que no es suficiente a nivel nacional, no cabe duda, pero también sabes que lo que se haga en Madrid tiene repercusión nacional y que tarde o temprano puede ser realidad.

Espero que esto siente unas buenas bases para que en unos años se aplique.

Ahora bien, me parece bastante más importante el cambio del tamaño de las circunscripciones de forma que se conozca al que vayas a votar y se pueda fiscalizar de forma más eficiente.

Para mí son las dos caras de la misma moneda, porque en el Senado hay listas abiertas y da igual, porque excepto uno al resto no los conoces.

Un saludo

Jose Soldado Serrano dijo...

El tema de las listas abiertas es que al menos te permite no elegir a candidatos que están imputados o, simplemente, a candidatos que no te gustan tanto o que pertenecen a una familia de un partido que tampoco creas que pueda representarte tan bien. Da flexibilidad y le quita importancia a las siglas.
Por otro lado, el tema de las circunscripciones creo que tiene una clara inspiración británica, en el sistema de First Past the Post. No sé en qué medida Aguirre podría replicar ese sistema, bastante poco proporcional, o simplemente acercar al electo al elector, lo que tampoco sé si funcionaría dentro de la cultura política española.
En cualquier caso, la reforma sí supondría un paso adelante respecto a la actual situación si al final se llevara a cabo.

Un saludo.

Miguel dijo...

わたしはこのテキストがすきです。

またね!

Jose Soldado Serrano dijo...

Sure!