sábado, 18 de junio de 2011

Que no se pasen de listos

La izquierda abertzale ha podido presentarse a las elecciones a través de Bildu y por una sentencia del Tribunal Constitucional. Los mecanismos del Estado de Derecho funcionaron para que esas personas que querían presentarse a las elecciones pudieran ejercer sus derechos fundamentales sin perjuicio del cumplimiento de la ley de partidos. Le guste a uno más o menos, es lo que hay, y en su día ya dije que tengo confianza en la forma de trabajar del TC y, por tanto, en su sentencia sobre Bildu.

Ahora bien, si Bildu ha sido como los demás a la hora de presentarse a las elecciones, también tiene que ser como los demás desempeñando cargos públicos, respetando los derechos fundamentales de los demás y el Estado de Derecho. La fiscalía debe estar muy atenta ante hechos como los de Basauri para que no volvamos a ver las tristes escenas de los amigos de los verdugos señalando a las víctimas en los plenos. Esos hechos, otros que puedan venir y nuevas pruebas que puedan aparecer sobre la vinculación de Bildu con ETA, deben estudiarse escrupulosamente, no sólo para evitar que se presenten a unas futuras elecciones (eso sí, con suficiente fundamento) sino, incluso si hiciera falta, para disolver aquellos ayuntamientos que se precisara, siempre de acuerdo con la ley.

Mi voto de confianza en la sentencia del Constitucional, es el mismo voto de confianza que deposito en la policía para que, si de verdad esto es así, se pueda demostrar con la suficiente contundencia el vínculo de Bildu con ETA. Somos demócratas y respetamos las sentencias del TC, pero que no se piensen que somos tontos. Ya hemos aguantado demasiado como para tener que seguir soportando las amenazas altaneras de esta gente. Si de verdad son ETA, una mayoría de españoles estaremos detrás de la fiscalía apoyando nuevas acciones legales para hacer respetar el Estado de Derecho y, por supuesto, para proteger a aquellos concejales que, como los del PP o el PNV el otro día, sean amenazados.


El País. 12 junio 2011.

3 comentarios:

Israelem dijo...

Ya empezaron el día de la constitución de los aytos con el acoso a Carlos García del PP, en Elorrio.

María San Gil ya ha dicho que se irá de San Sebastián, ciudad donde lleva viviendo toda su vida a pesar de las amenazas y de haber visto cómo mataban a Gregorio Ordóñez delante de ella.

En Lizaraza, nada más llegar ya han quitado la bandera nacional, la española, que durante estos cuatro años la ha mantenido Regina Otaola.

Estos son sólo tres ejemplos de cómo es Bildu y de cómo ya la policía dijo que era antes de las elecciones, pero hay quien no quiso verlo y no quiere ahora y no querrán en el futuro.

Un saludo.

Israelem dijo...

Fe de erratas, no es Lizaraza si no Lizarza, fallo mecanográfico.

Jose Soldado Serrano dijo...

Se ve que antes de las elecciones no había suficientes pruebas contra Bildu lo cual no quiere decir que ahora no se puedan seguir recogiendo pruebas para iniciar un nuevo proceso de ilegalización. Hay que estar muy vigilantes porque la línea que separa a la izquierda abertzale de la propia estructura de ETA es a menudo muy delgada.

Un saludo.