sábado, 4 de junio de 2011

Impresiones de Sol

El sábado y el domingo pasados tuve ocasión de ir a la Puerta del Sol de Madrid y contemplar lo que es parte del 15M sobre el terreno. Tengo que decir que no me llevé ninguna sorpresa ni para bien ni para mal, lo cual supongo que es bueno. Significa, al menos, que la información que me llegó de medios y amigos era fiable.

Es verdad que la acampada de Sol tiene mucho de movimiento alternativo de izquierda anticapitalista, los también apodados despectivamente como perroflautas o antisistema. También vi que con el paso del tiempo eso se ha convertido en un foro para presentar todo tipo de ideas y apoyar todo tipo de causas. Los saharauis o los vegetarianos tienen su "“stand"” como si de una feria de variedades se tratara. Pero, a pesar de todo esto, pude ver por la cantidad de curiosos y por algunas intervenciones que hay mucha expectación e ilusión, que la gente quiere cambio y que existe esa sensación de que hace falta hacer algo y de que estas acampadas son al menos un paso.

Cuando iba de camino a Sol en el autobús, mis amigos y yo no podíamos evitar hablar de política. Cuando comentábamos el papel de la alternancia, una mujer joven, antes de bajarse del autobús, me dijo algo así como: "“perdona, no he podido evitar oír la conversación, estoy completamente de acuerdo contigo…”". Madrid respira un ambiente revolucionario, se habla de política en la calle con desconocidos, la gente quiere respuestas y, más que eso, necesitan saber que no están solos en su indignación, en su conciencia de que algo falla, de que el sistema tiene que cambiar. Cosa bien distinta son las intervenciones y las propuestas: hay de todo. Desde gente que habla en las asambleas para contar sus sentimientos respecto al movimiento, hasta quien piensa que aquello es un escenario para ensayar un casting, pasando por los que quieren aplicar medidas curiosas como recuperar el Impuesto de Patrimonio o crear un Fondo de Garantía Hipotecario para pagar las hipotecas de quienes no pueden hacerlo.

Es evidente que medidas de ese tipo es difícil que se lleguen a aplicar, principalmente porque la gente ya está muy escaldada de experimentos socialistas. También es verdad que falta un análisis a fondo de cuales son los problemas de la banca, del sistema monetario que tenemos y de por donde pasarían realmente las bases para un crecimiento libre de burbujas, especulación y abusos de la banca. Pero no debe ser sobre esto sobre lo que se centre el movimiento en este primer momento y menos para ir a una huida hacia adelante que nos lleve a más banca pública e intervención bancaria. Hay que acabar con los privilegios de la banca, con el sistema de bancos centrales, con la manipulación pública de los tipos de interés y con la manipulación política de la economía, pero antes debemos regenerar el sistema político, mejorando el sistema electoral y ampliando los mecanismos de control sobre los políticos. Y es sobre esto sobre lo que debe centrarse el 15M porque sin eso es imposible impulsar las demás reformas que no requieren actores españoles sino internacionales. La estrategia que apueste por la reforma política y la expansión del movimiento a otros países será la más eficiente siempre y cuando no se identifique claramente con un colectivo o una ideología que pueda acabar excluyendo a los demás de las reformas que tienen nuestro consenso.

3 comentarios:

alhabor dijo...

Pepe, ¿Como que terminar con el sistema dde bancos centrales? ¿Pretendes que deje de existir la política monetaria?

Victor dijo...

Hipotecas, Bancos centrales, tipos de interés... pero a ver, a nadie le obligan a pedir dinero prestado, a ahorrar y si no quieres perder poder adquisitivo compras bonos alemanes (o españoles que se pagan mejor). Es que da la sensación de que la gente está obligada a comprar a crédito.

Jose Soldado Serrano dijo...

Alhabor y Víctor, me alegra que os paséis por aquí para comentar.
Alhabor, eso es precisamente lo que creo que hay que hacer: acabar con la política monetaria que es un instrumento político de manipulación del precio del dinero y, por tanto, una forma artificial de generar crecimiento económico para que los políticos se pongan la medalla en el corto plazo a costa de crashes financieros periódicos que sólo sirven para afianzar la desigualdad social y quebrar la justicia del sistema. La manipulación de la moneda tiene que acabarse antes o después de forma más o menos abrupta, pero ¿cuál es si no la política que proponen para acabar "para siempre" con las crisis? El tema está muy estudiado por la escuela austriaca de economía y creo que no andan en nada desencaminados. Desde luego no en su análisis de la expansión artificial del crédito como causa de las crisis financieras. Cosa bien distinta es que haya que volver al patrón oro, como muchos proponen en esos foros.

Víctor, la gente actúa con criterios razonablemente económicos. Si te ofrecen una financiación que en términos reales tiene tipos de interés negativos es obvio que te vas a endeudar en exceso y eso es lo que ha pasado. Es más, si todo el mundo actúa así, esto es, si se produce la burbuja, no tienes más remedio que entrar en el juego porque si no te endeudas, te quedas fuera. La subida tan alta del endeudamiento causa subidas más altas de los precios que te obligan a endeudarte más y más y así sucesivamente. Volviendo al tema que plantea Alhabor, eso es precisamente lo que se puede evitar acabando con la política monetaria.

Un saludo.