sábado, 20 de marzo de 2010

Evaristo Guerra, su exposición en Málaga y la luz de sus cuadros

(Cartel con el 'Mandarino')

Evaristo Guerra, pintor nacido en Vélez Málaga allá por el año 1942, presenta durante estos días en el Museo Municipal de Málaga (Paseo de Reding) una exposición que podríamos dividirla en las dos etapas fundamentales de su vida. Su pintura, llena de viveza, sentimiento y, sobre todo, llena de luz, se nos presenta ante nosotros con un tono algo influido por el impresionismo.

('Homenaje a Andalucía')

No quiero dedicar esta entrada a hacer una breve nota biográfica, sino a presentar su exposición tal y como él me la transmitió con sus palabras hace unos días (nota biográfica de Evaristo Guerra).Nada más entrar te encuentras con un cuadro fragmentado en varios paneles y que representa un paisaje rústico típicamente andaluz (es el cuadro de la fotografía). Su exposición en su primera parte presenta un Evaristo más temprano, en la que se pueden apreciar rasgos que posteriormente caracterizarían su segunda etapa. De esta etapa me gusta resaltar dos cuadros. Uno de ellos, 'Tarde de lluvia', transmite perfectamente la idea. Una tarde nublada, llena de personas que intentan ir a refugiarse a sus casas. Esta tarde, iluminada por la tenue luz de una farola, resulta preciosa y gratificante para el sentido de la vista. También se puede ver reflejada esa tarde en la película fina de agua que se forma sobre la calle. Una maravilla de cuadro. El segundo cuadro que me gusta destacar de esa etapa suya es 'Bosque de Álamos'. Este cuadro, para mi gusto impresionista, me ha encantado. Realizado con espátula y con una pintura hecha por el propio Evaristo Guerra, este cuadro nos refleja un bosquecito de álamos en otoño.

( a la izquierda 'Playa de Levante')

Su segunda etapa es la más completa y característica del autor. Está llena de cuadros que me encantará describiros y espero que sean un aliciente más para acercaros por Málaga y llegaros a ver esta exposición. En esta etapa me gusta destacar cinco cuadros. El primero es un exquisito collage realizado enteramente con cartulina de colores. El collage es ,en su origen, una descomposición del cuadro 'Dos kilómetros hacia el pueblo', y que refleja el paisaje de un camino. Al fondo, el pueblo y varios kilómetros más al norte se puede divisar una montaña nevada. El collage está dispuesto en distintos paneles separados unos de otros y que otorgan al cuadro un relieve muy conseguido, tanto que pareciera que estuvieras viendo el paisaje en la realidad. El segundo que me gustaría destacar es uno llamado 'El autorretrato en la sombra'. El cuadro consiste en un árbol, que no está dibujado simplemente a varios trazos muy gruesos, sino que está dibujado hoja a hoja. Este árbol tiene una sombra y en esa sombra es donde podemos observar la cabeza de Evaristo Guerra. Con motivo de este cuadro, Damaso Alonso, por entonces presidente de la Real Academia Española, escribió una carta. Una de las pocas cartas realizadas por este personaje. El tercer cuadro que destaco se titula 'Homenaje a Van Gogh'. Tiene mucha viveza y se trata de un paisaje con arbustos y un cielo pintado de azul claro y, a rayas, de azul oscuro. El penúltimo cuadro que cabe destacar es 'Mandarino'. Es el cuadro que aparece en el cartel de la exposición y es eso: un mandarino con algunas mandarinas en el suelo. Y, por último, 'Sueño de María Zambrano'. Es un cuadro que posee un mandarino en el centro. Al fondo, el pueblo lleno de casas blancas, esto último muy típico de Andalucía. Y, al lado del mandarino, una par de gatos blancos observando dicho árbol.

(a la izquierda 'Naranjos y viñedos en tarde anaranjada')

Evaristo Guerra tiene un estilo de pintura único. Sus cuadros están hechos para divisarlos de lejos y así poder observar el color resultante. ¿Por qué?, me diréis algunos. Porque él no pinta un color simple, sino que el color está compuesto de muchos pequeños puntitos de un color más claro que el que hay en el fondo del cuadro. Pero no realiza esos puntitos sobre un fondo oscuro, sino que el fondo es claro y pinta líneas de un color oscuro haciendo pequeños puntitos. Un estilo bastante complicado y difícil de resumir en palabras.

Recomiendo ir a visitar esta exposición que estará en el Museo Municipal de Málaga hasta el día 25 de abril de 2010.

1 comentario:

Pepe dijo...

Muy buena crítica de arte. Iré a ver la exposición cuando vaya a Málaga.

Un saludo.