martes, 9 de marzo de 2010

La construcción de una dictadura: Venezuela (V)

El mes pasado, el gobierno venezolano puso en marcha una serie de medidas de emergencia como los cortes de luz y la aprobación de normas que penalizan un consumo "excesivo" de energía eléctrica y, en menor medida, premian el ahorro energético. Todas estas medidas se han adoptado como consecuencia de la mayor crisis energética que ha padecido nunca el país y se enmarca, según el gobierno bolivariano, en un contexto de sequía generalizada y de patrones capitalistas de consumo (¿de que me suena a mí lo de la sequía, esa pertinaz sequía?). Lo cierto es que el sector eléctrico afronta diez años de desinversiones que han agravado los problemas que la meteorología ha podido generar de por sí en la producción de energía hidroeléctrica (la mayor del país).

El País. 10 febrero 2010.

La Razón. 10 febrero 2010.

El primer vídeo que incluyo, además de mostrar una depuradísima técnica de genuflexión de un periodista formado en la escuela propagandística de Lenin, muestra cómo Chávez anuncia la rectificación de la medida de cortes de luz en Caracas debido al caos que ha originado. Anteriormente, a modo de curiosidad, habla de otra serie de medidas para fomentar las exportaciones en un país que cada vez más es incapaz de producir lo más básico para sí mismo. Es increíble lo delirante que puede llegar a ser el ideal de autosuficiencia del socialismo.

El segundo vídeo muestra una cazerolada por los cortes de luz en Mérida. Dada la frecuencia y la prolongación de éstos es comprensible la exasperación de los ciudadanos.

[Tras un mes de publicaciones semanales sobre Venezuela, he decidido reducir la periodicidad de esta sección, que pasará a ser mensual]